Conoce la Depresión para vencerla

 LA DEPRESION DESDE LA PSICOSOMATICA

La depresión implica una profunda tristeza interior, una acumulación de emociones inhibidas provocando un conflicto entre el cuerpo y la mente. Esta enfermedad está conectada con un suceso señalado de mi vida. La depresión se traduce por desvalorización y culpabilidad que me corroen por dentro. 



Si soy depresivo, me siento miserable, menos que nada. Vivo en el pasado constantemente y tengo dificultad en salir de él. El presente y el porvenir no existen. Es importante efectuar un cambio ahora en mi modo de ver las cosas porque ya no es como antes. 


La depresión frecuentemente es una etapa decisiva en mi vida (por ejemplo: la adolescencia) porque me obliga a volver a cuestionarme. Quiero a toda costa tener una vida diferente. Estoy trastornado entre mis ideales (mis sueños) y lo real (lo que sucede), entre lo que soy y lo que quiero ser. Es un desequilibrio interior (quizás químico y hormonal) y mi individualidad es irreconocible. Me siento limitado en mi espacio y voy perdiendo despacio el sabor de vivir, la esencia de mi existencia. Me siento inútil. 

En otras palabras, la depresión tiene en su origen una situación que vivo frente a mi territorio, es decir lo que pertenece a mi espacio vital, sean personas (mis padres, mis hijos, mis amigos, etc.) animales (mi perro, mis peces, etc.) o cosas ( mi trabajo, mi casa, mis muebles, etc.). 

El conflicto que vivo puede estar vinculado a un elemento de mi territorio que tengo miedo de perder: a una pelea que tiene lugar en mi territorio y que me molesta (por ejemplo: las peleas entre hermanos y hermanas). He aquí expresiones que revelan cómo me puedo sentir: “Me ahogas!”, “Me chupas el aire!”; “Aire!”. A veces también, siento dificultad en delimitar o marcar mi espacio, mi territorio: 

¿Qué es lo que me pertenece en exclusividad y qué es lo que pertenece a los demás? Las personas depresivas frecuentemente son permeables a su entorno. Siento todo lo que sucede alrededor de mí y esto incrementa mi sensibilidad, de aquí un sentimiento de limitación y la impresión de estar invadido por mi entorno. 

Así, abandono porque encuentro la carga demasiado pesada, ya no tengo el gusto de vivir y me siento culpable de ser lo que soy. Incluso puedo tener tendencia a la auto – destrucción. También puedo tener “necesidad de atención” para ayudarme a valorizarme; la depresión se vuelve en este momento, un medio inconsciente para “manipular” mi entorno. 

La risa ya no forma parte de mi vida. Poco importa la razón, compruebo ya ahora la causa o las causas subyacentes a mi estado depresivo

¿Viví yo una presión de joven?

¿Cuáles son los acontecimientos señalados vividos en mi infancia que hacen que mi vida parezca tan insignificante? 

¿Es la pérdida de un ser amado, mi razón de vivir o la dirección de mi vida que ya no consigo ver? 

Huir de la realidad y mis responsabilidades no sirve de nada (por ejemplo: suicidio) por más que esto parezca ser el camino más fácil. 



REFLEXIÓN | ACCIÓN

Es importante constatar las responsabilidades de mi vida porque necesitaré otra cosa que antidepresivos para hacer desaparecer la depresión: debo ir a la causa. A partir de ahora, comprendo que soy un ser único. Tengo valores interiores excepcionales. Puedo retomar el control de mí – mismo y de mi vida. 

Tengo elección de “soltar” o de “luchar”. Tengo todo lo necesario para cambiar mi destino. Responsabilizándole, adquiero más libertad y mis esfuerzos están recompensados.



SI QUIERES CONVERTIRTE EN UN ENTRENADOR PSICOFISICO Y AYUDAR A MUCHA GENTE CON TUS  CONOCIMIENTOS SOBRE EL MANEJO DEL ESTRES, ANSIEDAD, DEPRESION, OBESIDAD Y OTROS PROBLEMAS CRONICOS ENTONCES DA CLICK AQUI



TÉCNICAS PSICO FISICAS PARA ALIVIAR LA DEPRESIÓN LEVE


YOGA  

DA  CLICK AQUI


KUNG FU TERAPEUTICO  

DA CLICK AQUI


TAI CHI  

DA CLICK AQUI


MEDITACIÓN SENSITIVA   

DA CLICK AQUI



TAMBIEN ESTO TE PUEDE SERVIR SI ESTAS PADECIENDO DEPRESIÓN


10 Consejos para lidiar con la depresión naturalmente:

La prevención es clave. Si sabes que tu depresión se dispara, haz todo lo posible para evitarlo. Reduce la ansiedad, mantén una dieta saludable, y participa en un programa de ejercicios, todo es más fácil decirlo que hacerlo, lo sé, sin embargo, son las medidas preventivas más eficaces.

 

Ejercicio 

Si no estás haciendo ejercicio de forma regular lo recomiendo altamente. Hay tantas formas diferentes de ejercicio (es decir, el yoga, aeróbicos, levantamiento de pesas, correr, etc.) Comienza poco a poco ejercitando de hasta media hora al menos por día – puede ser aún más beneficioso para el tratamiento / prevención de la depresión, si lo puedes hacer en el exterior – esto te va a ayudar a que la sangre comience a fluir en todas las partes de tu cuerpo y comenzarás a sentirte mejor casi al instante. El elemento más importante para cualquier programa de ejercicios es encontrar uno que sea el más adecuado para ti.

Dieta 

Tu dieta debe ser rica en calcio y vitaminas B, corta los carbohidratos refinados, y evitar el azúcar como la plaga. Comer alimentos frescos y sustentables, y el uso de suplementos cuando sea necesario.

 

Suplementos de hierbas

 Las hierbas contienen muchos poderes medicinales y puedes curar una variedad de dolencias. La hierba de San Juan es una de las hierbas más prometedoras para el tratamiento de la depresión. Se ha utilizado durante siglos por los pueblos y las culturas de todo el mundo. Algunas de las hierbas beneficiosas incluyen otros, pasiflora, melisa, lavanda, limón, valeriana, avena entera, y ortiga. Comienza a investigar los beneficios de las hierbas sobre la depresión y la ansiedad, mientras que buscas el consejo de un herbolario certificado, naturópata, u otro profesional de la salud integral de atención.

 

 

Duerme lo suficiente

 Una vez en estado de depresión, una de las dos cosas pueden suceder: dormir mucho o no se puede dormir en absoluto. Una excelente manera de protegerse de las irregularidades del sueño es crear una rutina para acostarse y apegarse a ella todos los días. Toma un baño relajante (con sales de Epson), bebe un té de hierbas para ayudar a inducir el sueño reparador naturalmente, reduce los estimulantes, haz lo que funcione en tu estilo de vida, pero cuida tu sueño.

 

Paga a la naturaleza una visita

 Da prioridad a tu tiempo en la naturaleza al pasar por lo menos 30 minutos al día al aire libre. Es esencial para nosotros conectar con la naturaleza, especialmente en épocas de depresión. Corta leña, pasa tiempo en el jardín, pasea al perro, haz una caminata, anda en bicicleta, pasea en canoa, ve a esquiar… cualquier cosa que elijas hacer, hazlo por lo menos durante una hora y media – más si puedes. La exposición a la luz solar por sí sola puede hacer maravillas.

 

Usa tus manos para crear algo

 Revive tus dones dados por la vida – porque todos los tenemos – y utilízalos para hacer algo hermoso. He descubierto que los tiempos en los que he estado más deprimida es porque no he escuchado a un anhelo profundo dentro de mí … ya sabes, el que me llama a hacer algo fuera de mí mismo. Ya se trate de hacer algo de la casa, cocinar para tu familia, trabajar en tu automóvil, tejer, hornear, escribir, tomar fotos, pintar cuadros… dejar de resistir, sigue a tu corazón, y haz lo que te gusta.

 

Haz algo por alguien más (KARMA YOGA)

 Cuando estás deprimido, nuestros pensamientos tienden a volverse hacia adentro. A menudo comienzan a revivir nuestras heridas y a veces ayudando a otras personas que están sufriendo, nos ayuda. Es terapéutico ser capaz de encontrar el significado de hacer el bien.

 

 

Háblalo intelectualmente

 La depresión no es la causa de la desesperanza y la tristeza extrema – es un síntoma. Si hay un problema específico que te que está causando estos sentimientos… encararlo de frente. Investiga soluciones, reúnete con un terapeuta o consejero, establece objetivos, y llega a un plan. No permitas que tus problemas queden sin respuesta. La esperanza puede ser encontrada en el paso en movimiento, paso a paso hacia la solución de nuestros problemas.

 

Llama a un amigo

 Podría ser que tenemos miedo de convertirnos en una carga para los que nos aman, pero debemos recordar que somos seres que nos relacionamos – especialmente diseñados para vivir en comunidad con los demás. Resiste la tentación de aislarte en ti mismo y llama a un amigo!

 

Espero que algunos de estos consejos te ayuden al igual que me han ayudado a mí. 

 La depresión es un problema como cualquier otro – no es un defecto de carácter o una deficiencia moral – y hay métodos naturales que pueden ayudar. Al final, tú debes tomar el tiempo para conocerte a ti mismo y descubrir lo que funciona mejor para ti. Desafortunadamente, no hay soluciones rápidas y fáciles… pero hay esperanza!

 

 

Si usted sufre de depresión y le han sido recetado medicamentos, debería seguir tomándolos. 

Los consejos de este artículo le ayudarán a acelerar el proceso de recuperación, tanto si toma medicamentos como si no.



TRATAMIENTO NO FARMACOLOGICO PARA  LA DEPRESION

Muchas personas no desean consumir antidepresivos comerciales, ya que temen sus efectos secundarios.

Sin embargo, existen una serie de plantas medicinales, remedios caseros e incluso alimentos, que pueden ayudar a superar este trastorno de una manera sana y natural.

 

Hierbas y otras sustancias para la depresión ¿son efectivas?

El tratamiento de la depresión y otras condiciones psiquiátricas por vías naturales cuenta con una amplia documentación. Así, estudios como el realizado en el Servicio de medicina integrativa, del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, nos señalan que hay hierbas muy adecuadas para mediar en nuestro bienestar.

 

Estas investigaciones se han llevado a cabo entre pacientes oncológicos con un fin muy claro: evitar la administración de más químicos. En estos casos, las propuestas herbales sirvieron para reducir la sintomatología asociada a la depresión y la ansiedad.

AYUDAS NATURALES QUE TE SUBEN EL ÁNIMO

Ya sea por depresión, ansiedad, estrés o decaimiento, tienes opciones naturales que te ayudan dejar a un lado la tristeza. Puedes incluirlas en tu dieta y rutina pero consúltalo primero con tu médico, algunas plantas pueden potenciar o interferir el efecto de algunos fármacos en el organismo.

Veamos por tanto que opciones naturales tenemos a nuestro alcance.

Avena

La avena contiene lecitina, vitaminas del complejo B, ácido pantoténico, enzimas, minerales (principalmente calcio y fósforo), ciertos oligoelementos y un alcaloide que equilibra y tiene efectos vigorizantes sobre el sistema nervioso. Además, es uno de los cereales que contienen triptófano, un compuesto clave para producir serotonina, un neurotransmisor indispensable para mejorar nuestro estado de ánimo y bienestar.

 

Hierba de San Juan

La hierba de San Juan es un remedio herbal muy utilizado en Europa. Prescrita de forma común para el tratamiento de la depresión suele traer buenos resultados. Al parecer su mecanismo de acción es similar al de los ISRS: inhibe la recaptación de serotonina y altera los niveles de otros neurotransmisores como la dopamina y la norepinefrina.

Según algunos estudios, la hierba de San Juan como monoterapia es superior al placebo y comparable al tratamiento con antidepresivos en la reducción a corto plazo de síntomas depresivos en personas con depresión leve o moderada.

Asimismo, según otro estudio publicado en la Revista Mexicana de Neurociencia la hierba de San Juan es semejante al diazepam.

Aunque los efectos del fármaco observaron antes y se mantuvieron sin cambios, los efectos de las hierbas de San Juan aparecieron de forma progresiva y requirieron más administración.

Esta planta se ha empleado tradicionalmente como antiinflamatorio en casos de contusiones y para espasmos musculares y calambres, pero ahora se ha podido determinar que también ayuda a las personas que sufren de depresión leve y hasta resulta positivo a largo plazo para controlar la ansiedad. El hipérico tiene un efecto benéfico similar al de la terapia de luz solar para el tratamiento del desorden afectivo estacional.

Por ello, es conveniente empezar a tomarla al final del verano.

 

Ácidos grasos Omega-3

Los ácidos grasos poliinsaturados ω-3 son una buena opción terapéutica tanto en la prevención como en el tratamiento de enfermedades donde la inflamación tenga un papel importante, como ocurre en la depresión.

 

De este modo, las personas con depresión y un déficit en su dieta de ácidos grasos omega-3 pueden responder bien a dietas con altos niveles de este tipo de ácidos grasos.

 

Lavanda

Un estudio realizado por Shahin Akhondzadeh, profesor de psicofarmacología clínica en la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán, confirmó que tanto la lavanda como la imipramina de forma independiente eran eficaces en el tratamiento para la depresión.

 

Aún así, los resultados también confirmaron que la combinación de ambos tratamientos era más eficaz. De esta forma, podemos afirmar que la lavanda se puede utilizar como coadyuvante de los antidepresivos.

 

Asimismo, cabe decir que es una hierba con altas concentraciones de aceites volátiles, los cuales desprenden una fragancia agradable. Por ello, suele utilizarse para aliviar la ansiedad leve.

Se cree que su eficacia proviene de la combinación de los efectos psicológicos producidos por la fragancia y los efectos fisiológicos de los aceites volátiles en el sistema límbico.

Ácido fólico (folato)

El folato forma parte de las vitaminas B. Entre sus funciones destacan la activación celular, así como favorecer el funcionamiento del sistema nervioso y del sistema inmunitario.

 

Además, es una vitamina clave para la síntesis de dopamina, serotonina, norepinefrina y homocisteina. Las personas que tienen deficiencia de folato suelen ser más propensas a la depresión. De ahí que se recomiende su uso ante este tipo de trastornos del estado de ánimo tanto de forma individual como complemento de los antidepresivos.

 

Valeriana

Esta planta medicinal tiene propiedades sedantes, además de propiedades analgésicas, antisépticas y anticonvulsivas. Se recomienda sobre todo para los casos de ansiedad leve al igual que la lavanda y para las personas que tengan problemas de insomnio.

 

José Ortiz, doctor y catedrático del Departamento de Farmacología y toxicología de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias, afirma que la valeriana podría ser una alternativa adicional para los problemas de ansiedad. No obstante, también hace especial énfasis en que hacen falta más estudios para confirmarlo.

 

No obstante, siempre es recomendable pedir ayuda y consultar a un especialista sobre qué hacer cuando la ansiedad y la depresión aparecen en nuestras vidas. No olvidemos que en la depresión y en la ansiedad influyen un gran número de aspectos tanto en su origen como mantenimiento, además del contexto y las características de cada persona.

 

Ginkgo biloba

 Muy indicado en estados de astenia y tristeza en personas a partir de los 50 años con trastornos circulatorios. Los principios activos de sus hojas mejoran la circulación y la oxigenación cerebral. Se emplean de 100 a 200 mg de extracto seco de sus hojas al día. Evitar si se toman anticoagulantes.

Un estudio efectuado en 1993 con un grupo de pacientes de entre 71 y 78 años de edad que no respondía bien a los fármacos antidepresivos, pudo descubrir un notable mejoramiento al suministrarles una dosis de 80 miligramos de extracto de ginkgo biloba tres veces al día.

Esta investigación puso en relieve la importancia del ginkgo biloba para ayudar no sólo a combatir la depresión principalmente resultante de los cambios cerebrales debido al envejecimiento sino también a mejorar la efectividad de los medicamentos antidepresivos. No en vano, el extracto de este árbol aumenta los niveles de serotonina en un 33% según estudios efectuados en ratas.

 

Borraja

El jugo de las hojas frescas de esta planta es útil para combatir la depresión nerviosa. Hay que tomar 10 ml de zumo tres veces al día.

Albahaca

 Su aceite esencial se emplea en baños (de5 a 10 gotas) para la depresión, agotamiento nervioso, fatiga, cansancio y melancolía. En aromaterapia se emplea en conjunto con otros aceites esenciales, como el hisopo y la bergamota, para realizar masajes estimulantes y antidepresivos. Se puede comer sus hojas frescas en ensalada.

 

Damiana

Es una planta antidepresiva y es, además, un buen tonificante nervioso y para el sistema hormonal masculino. Combina bien con la avena para la depresión. Se recomienda el consumo diario de 20 gramos de hierba en infusión.

Rodiola

Si el desánimo protagoniza tus días seguramente tienes la serotonina (hormona del bienestar) bajo mínimos y el cortisol (hormona del estrés) alto. La rodiola aumenta la primera y reduce la segunda. La dosis es de 250 a 750 mg de extracto seco al día, en 1 o 2 tomas. No debe tomarse con antidepresivos.

 

Maca

 Su raíz es un auténtico revitalizante del estado anímico y físico. Por eso es de gran ayuda en la etapa de la menopausia, cuando la bajada estrógenos afecta al ánimo y provoca irritabilidad y tristeza. Puedes tomar de 500 a 1.000 mg de extracto seco al día, repartido en 1 o 2 tomas. No tiene contraindicaciones.

Griffonia

Sus semillas son ricas en 5-HTP (sustancia derivada del triptófano) y es útil en estados de ansiedad. Se presenta en cápsulas y la dosis es de 500 a 1.000 mg al día. No lo combines con antidepresivos.

Suplementos que te animan:

L-triptófano: Este amino ácido necesario para que el cerebro produzca serotonina combate la irritabilidad. Puedes tomar de 500 a 1.000 mg en dos tomas media hora antes de comer.

5-HTP: Es una sustancia derivada del triptófano y con mayor capacidad todavía para aumentar los niveles de serotonina. La dosis es de 250-500 mg media hora antes de las comidas.

Melatonina: Esta hormona que se activa al reducirse la luz solar es la responsable del ciclo natural del sueño. Los suplementos basados en esta sustancia mejoran las depresiones estacionales y son eficaces para el tratamiento del insomnio. Se recomienda de 1,5 a 5 mg una hora antes de ir a dormir.

Complejos B (B1, B6, B12): Estas vitaminas son clave para el equilibrio emocional. La B1 refuerza el sistema nervioso, la B6 es necesaria en casi todas las reacciones químicas del cerebro, y la B12 resulta vital para la salud de las neuronas. La dosis es de 50-100 mg dos veces al día a la hora de comer. Evítalo si tomas antidepresivos.

SAMe: Aminoácido que favorece la depuración del hígado y mejora el estado de ánimo. Puedes tomar entre 400 y 800 mg al día fuera de las comidas.

 

 

Alimentos antidepresivos

En cuanto a los alimentos antidepresivos, podemos mencionar los siguientes:

Kiwis y cítricos:

Estas frutas, ricas en vitamina C, evitan la sensación de fatiga y el sentimiento de tristeza.

Leche, yogur, quesos:

Al contener calcio, se consideran un elemento imprescindible para el equilibrio anímico. Su carencia provoca sensación de fatiga y excitabilidad. Dosis mínima diaria: 900 miligramos (un vaso de leche contiene 200 ml).

Verduras frescas de color verde, leguminosas (lentejas, guisantes, habas, judías) y frutos secos. Estos alimentos contienen hierro el cual resulta esencial para eliminar los síntomas de depresión, ya que su carencia se refleja en falta de ánimo. Dosis diaria: 10 ml. para el hombre y en el caso de la mujer, 18 ml.

Plátanos, dátiles, almendras, cacahuetes, sem illas de sésamo y calabaza:

Contienen triptófano y fenilamina los cuales son aminoácidos esenciales para que el cerebro produzca serotonina, y dopamina, transmisores que estimulan la actividad física y mental y actúan como antidepresivos naturales.

Chocolate, avena, germen de trigo, cereales enteros, mariscos, higos secos y nueces

Estos alimentos contienen magnesio que resulta un elemento esencial contra la depresión.

 Si se toma en suplementos, no deben consumirse durante más de 3 semanas seguidas.

Cómo Vencer a la Depresión de Manera Natural

Dado que entendemos que nuestro sistema digestivo y sistema inmune están relacionados a nuestro humor y funcionamiento en general, se vuelve imperativo que aprendamos cómo impulsar nuestros cerebros, mejorar la digestión, balancear la inflamación y tomar medidas proactivas contra aumentar nuestros niveles de estrés.

Obtener ayuda para un desorden de salud mental primero involucra quitar el estigma y discriminación alrededor de la salud mental – depresión, ansiedad y otros desórdenes del humor que no son señales de debilidad, son condiciones comunes que una porción grande de la población está lidiando con ellas diariamente.

Siguiente, es importante buscar ayuda de un médico de confianza que se tomará el tiempo para escuchar tu caso, tratar a tu cuerpo como una entidad entera, no sólo una colección de órganos, y conectar contigo como una persona, no sólo tus síntomas o diagnosis.



SI QUIERES CONVERTIRTE EN UN ENTRENADOR PSICOFISICO Y AYUDAR A MUCHA GENTE CON TUS  CONOCIMIENTOS SOBRE EL MANEJO DEL ESTRES, ANSIEDAD, DEPRESION, OBESIDAD Y OTROS PROBLEMAS CRONICOS ENTONCES DA CLICK AQUI


PUEDES CONECTARTE CONMIGO EN LOS SIGUIENTES ENLACES

Intégrate al grupo exclusivo de Acumulador Compulsivo de cosas en casa o en el trabajo

CLICK AQUI

 

Intégrate al grupo privado de Yoga, Tai chi, Arte marcial, Meditación, liangong, manejo de estrés, ansiedad, depresión, salud integral y reflexiones filosóficas

CLICK AQUI

 

💥 SIGUEME EN MI CANAL DE PODCAST, ABRE ENLACE Y DALE A SEGUIR. Así te llegarán todas las notificaciones. CLICK AQUI

 

💥 TENGO UNOS LIBROS EN FORMATO EBOOK  EN AMAZON QUE PUEDES ADQUIRIR

LIBROS EN AMAZON (ELECTRONICOS)

Tutorial para una vida sencilla, sana y feliz: reflexiones y tips para tu nueva vida       

CLICK AQUI    

 

MANUAL PARA COMER CONSCIENTEMENTE: LECCIONES DE NUTRICION Y SALUD        

CLICK AQUI               

 

Conéctate con el planeta y medita: armoniza tu ser interior      CLICK AQUI

 

FACEBOOK    CLICK AQUI

 

CONTACTO PROFESIONAL MAIL OFICIAL     sanacuerpoyalma@gmail.com

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

😊DEJA TUS COMENTARIOS AQUI👇

Translate