Ir al contenido principal

DONDE PONES TU ATENCIÓN SE CONVIERTE EN TU OBJETIVO

 DONDE PONES TU MENTE PONES TU ENERGIA

Si vas  caminando en línea recta mirando hacia el frente, te será muy fácil continuar  en esa línea, pero si miras hacia un costado mientras  sigues  caminando tu  cuerpo va  a girarse ligeramente en la dirección donde pones tu mirada, y por más que  quieras seguir  en línea  recta te será  muy difícil mantener esa orientación.

 


Pues  así  funciona la  mente también,  el foco de la mente se  llama  atención y esta  palabra  proviene del latín “at tenderé”, que  significa  extender hacía.

 

La mente  así como nuestros ojos poseen un foco central  en donde podemos ver nítidamente un punto, y el resto llamado “visión periférica” se torna borroso.

Solo el centro de la fóvea retiniana  tiene nitidez, eso se le  llama  atención visual. Nuestra mente  funciona  así, donde  enfoques  tu  atención, eso es tu realidad inmediata.

Y el resto se torna borroso, distorsionado o definitivamente es invisible.

En nuestro cerebro existen zonas que están formadas por neuronas y están especializadas en convertir las sensaciones de los  sentidos en imágenes y emociones, y estos a su vez  producen  pensamientos. O también  los pensamientos van  a una  zona que  se llama cíngulo anterior y esa los  convierte en sentimientos, los  cuales  generan  sensaciones  orgánicas, las  cuales  alteran  nuestra  percepción  del  entorno y de los  demás.

El malestar  y el  bienestar  son interpretaciones  de  nuestra mente  en el cerebro. Se ha  comprobado que mediante el  enfoque de la atención un punto  específico, y si este punto relaja  el cuerpo, entonces hay un cambio  en los  sentimientos y  la  capacidad de raciocinio se  desbloquea.

Así es como funciona  el tai chi, yoga y meditación, por medio del entrenamiento de la  respiración, la gran  movilidad muscular y el enfoque en el presente  cuando se  realiza la  práctica de  estas  disciplinas, ello conduce a un mejora  en el cerebro.

La sensación de plenitud y fuerza, libertad y serenidad  invitan a un humor  más  equilibrado, a un sensación de  seguridad y equilibrio en medio de los  estímulos  problemáticos del día  y de la propia vida.

Entonces  puedes  preguntarte ¿puedo YO ser feliz?

LA  RESPUESTA TAJANTE Y DEFINITIVA  ES “SI”

  tienes  todas las  habilidades  biológicas y psicológicas para  serlo.

Para lograrlo necesitas  QUERER HACERLO Y HACERLO.

Para ello es necesario que  enfoques cien por  ciento tu atención en tu objetivo, del cual ya te hable arriba.

Cambiar tus  esquemas  de pensamiento es más fácil si haces  ejercicio y modificar la  forma en que  hablas de ti mismo y de los demás. Las palabras que  usas para  referirte  a tu vida, tu trabajo, tu familia, tus  sentimientos, tus pensamientos y de los  desconocidos.

 

NO MIRES AQUELLO QUE TE  CAUSA MALESTARES.

RECUERDA: SOLO PUEDES  CAMBIAR  LO QUE  ESTA  DENTRO DE TI PARA PODER CAPTAR MEJOR LO QUE  ESTA  FUERA DE  TI.

EXISTE UN 1% DE LAS  COSAS QUE  OCURREN EN TU VIDA QUE NO PUEDES  CAMBIAR,  SON INEVITABLES. ESO DEBES  ACEPTARLO SIN JUICIOS. (El clima, la edad, la enfermedad, el sueño, hambre, sed, muerte, tiempo, las decisiones de los demás, etc.)

Pon tu atención en el 99% de las  cosas que te hacen sentir  bien y renuévalo cada minuto del día, durante todos los días de tu vida.

LA  FELICIDAD  ES EL CAMINO, NO ES ALGO QUE SE ALCANZA.

TUS  CONDUCTAS, PALABRAS Y PENSAMIENTOS QUE TE HACEN SENTIR BIEN, HAZLAS  INCESANTEMENTE.

 

Esto te llevara a un punto  fundamental de tu vida. SER TU MISMO, FORTALECERTE Y CUIDARTE.

Comentarios

CONTACTO 👇

CONTACTO 👇
¿En que puedo ayudarte?

Ó escríbeme un Correo 👇

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Proveedor de cursos y conferencias

Proveedor de cursos y conferencias